¿CÓMO FOMENTAR LA CULTURA EMPRENDEDORA EN LOS NIÑOS?

0

LÍDERES EMPRENDEDORES

Fomentar la cultura emprendedora en nuestros niños podría ser una parte fundamental en el desarrollo social, económico y laboral al que ellos se podrán enfrentar en un futuro inmediato.

Identificar o crear las cualidades de un emprendedor desde los primero años de vida podrían generar un notorio cambio en las acciones que tomaran cuando se conviertan en adultos.

¿CÓMO FOMENTAR LA CULTURA EMPRENDEDORA EN LOS NIÑOS?

Es importante crear un hábito en los niños, desde el momento en que comienzan a desarrollar características sobresalientes y actitudes que en un futuro podrán ayudar a desarrollarse como futuros empresarios. Tener mayor creatividad, liderazgo, madurez en el lenguaje y ser persistentes con un objetivo, son algunas de las señales que pueden ayudar distinguir a un niño emprendedor.

Todo niño puede emprender, pero la tarea no solo es de él, sino también del apoyo de los padres, quienes son los principales en vigilar y ayudar a sus hijos en el desarrollo de sus aptitudes, algunos pueden desarrollar más su creatividad e innovación, pero depende mucho del apoyo que se les brinde en esa etapa de su desarrollo.

Todos desde niños llevamos un emprendedor dentro, ¿Quién vendió limonadas, helados, galletas, dulces o taquitos de chiquitos? La mayoría de los niños comienzan a desarrollar indirectamente el espíritu emprendedor, al comenzar a ofrecer un producto o servicio por una mínima cantidad, la cual aparenta ser una gran riqueza para alguien de tan corta edad.

Hoy en día, las escuelas desarrollan actividades en las que los niños y padres se involucren en la creación de una empresa, le pongan un nombre y ofrezcan un producto o servicio a los clientes, todo esto se realiza con la finalidad de fomentar la cultura emprendedora y el liderazgo entre los niños tanto de primaria hasta universidad.

¿CÓMO FORMAR EMPRENDEDORES JR?

-Identificar las actividades favoritas de los niños y darles continuidad.

-Inculcar valores: responsabilidad, creatividad, autoconfianza, capacidad de asumir riesgos y superación.

-Mostrar la importancia del trabajo en equipo.

-Enseñar el uso de las nuevas tecnologías.

-Administración de su domingo.

El objetivo de todo esto es fomentar las herramientas que les permitan desarrollar aptitudes y habilidades propias de la cultura de la innovación y el emprendimiento, tomando en cuenta las propias capacidades de cada uno de los niños.

El cambio del paradigma en el que se vive puede cambiar, si desde temprana edad se comienza a fomentar una cultura emprendedora que pueda generar un valioso cambio en nuestra sociedad, nuestros niños son el futuro de nuestro mundo.

 

“Un adulto creativo, es un niño que ha sobrevivido” anónimo

 

Comparte con tus amigos

Acerca del Autor

Deja una respuesta.