El aguinaldo

0

Se acerca el mes de diciembre y, con él, los arbolitos de navidad, las decoraciones, los foquitos y luces, las posadas, las piñatas, los regalos, la cena de navidad, la cena de año nuevo… ah!, ¡y el pago del Aguinaldo!

La etimología de la palabra aguinaldo no se encuentra muy clara, hay historiadores que mencionan que viene del celta “Eguinidad”, palabra con la que se referían al regalo que se concedía en año nuevo; otros aducen que viene del latín “Hac in ann” o “Hoc in anno” que significa “este año”; y así existen varias teorías del origen de la palabra. Sin embargo, a pesar de la versatilidad cultural de su origen, todas coinciden en que se trata de una especie de regalo que se da al término del año como agradecimiento bajo la idea de que los mejores augurios para el año nuevo se atraían creando un flujo de regalos generosos.

En algunas regiones de México se conoce como aguinaldo a las bolsas de dulces y frutas que se otorgan a los niños en las posadas, o bien, a la “propina” que se les da por cantar villancicos de casa en casa. Asimismo, en nuestro país está muy arraigada la costumbre de realizar regalos en épocas decembrinas, por lo que se dice que de ahí se derivó la práctica de dar aguinaldo como una prestación que da el patrón a sus trabajadores como un agradecimiento por el trabajo realizado durante el año. En un principio el aguinaldo se entregaba en especie bajo las denominadas “despensas” hasta que con el lapso del tiempo fue cambiando en aportaciones económicas. Sin embargo, no fue sino hasta las reformas a las Ley Federal del Trabajo de 1970 que fue legalmente instituido como derecho del trabajador al revisar que varios contratos colectivos, particularmente de sindicatos nacionales, habían consignados en sus cláusulas beneficios y prestaciones superiores a las contenidas en la Ley Federal del Trabajo, entre ellos el aguinaldo, creando una situación de desigualdad con los trabajadores de la mediana y pequeña industria; por lo que los legisladores tuvieron la obligación de regular la situación de desigualdad insertando como derecho del trabajador el recibir el aguinaldo bajo la idea de que fuera un complemento del salario con el propósito de solventar los gastos y compromisos generados por la época navideña.

Fundamento legal.

Ley Federal del Trabajo

Art. 87.- Los trabajadores tendrán derecho a un aguinaldo anual que deberá de pagarse antes del día veinte de diciembre, equivalente a quince días de salario, por lo menos.

 Los que no hayan cumplido el año de servicios, independientemente de que se encuentren laborando o no en la fecha de liquidación del aguinaldo, tendrán derecho a que se les pague la parte proporcional del mismo, conforme al tiempo que hubieren trabajado, cualquiera que fuere éste.

Trabajadores con derecho.

  • Todos los trabajadores sujetos a una relación de trabajo, ya sean indeterminados, por tiempo u obra determinada, sujetos a periodo de capacitación o periodo a prueba.
  • Trabajadores incapacitados por riesgo de trabajo.
  • Trabajadoras en periodo de maternidad (pre y postnatales).

Derecho irrenunciable. El aguinaldo es un derecho irrenunciable y una prestación laboral independiente de las demás prestaciones legales a favor del trabajador, sin que el patrón pueda alegar dificultades económicas para no pagarlas, postergar el pago después del 20 de diciembre o reducir el importe, y mucho menos realizar descuentos ilegales sobre el mismo.

Forma de pago. Moneda de curso legal, no se permite sustituir por vales, mercancía, prendas, etc.

Salario base de pago. El salario con el cual se debe de realizar el cálculo del aguinaldo es el salario diario ordinario que está percibiendo el trabajador a la fecha de pago, sin tomar en cuenta otros ingresos o prestaciones.

Consideración especial en salario variable o sujeto a comisiones.

Prescripción. En términos del artículo 516 de la Ley Federal del Trabajo el derecho para exigir el pago de aguinaldo tiene una duración de un año a partir del día siguiente a la fecha en que la prestación es exigible.

Sanción. Todos los patrones tienen la obligación de pagar el aguinaldo, si incumple con lo dispuesto en la Ley Federal del Trabajo (pagar mínimo 15 días de salario o proporcional al tiempo laborado y hacerlo antes del 20 de diciembre) será acreedor a una multa que va de 50 a 5000 veces salario mínimo. Asimismo pueden ser acreedores a una pena de prisión de 6 meses a 4 años, pues el aguinaldo es considerado integrador del salario y al no pagarse o pagarse cantidades menores a las mínimas establecidas por la Ley, se considera como delito en términos de los artículo 1003 y 1004 de la Ley Federal del Trabajo.

El aguinaldo es un derecho irrenunciable del trabajador que genera día a día al asistir a su trabajo, por lo que pagarlo es una obligación del patrón; así que si eres patrón págalo con gusto, buena fe y agradecimiento, bajo el augurio de que el próximo año será mejor al anterior, tanto para ti como para tus trabajadores.

Comparte con tus amigos

Acerca del Autor

Deja una respuesta.