Me pregunto… ¿Qué pensaría Freud al ver las psicopatologías contemporáneas que han surgido a raíz de las habilidades digitales o tecnologías de la información?

En la actualidad, para un joven es difícil prepararse para el éxito no sólo por sus retos naturales, sino por las tecnologías que han ido surgiendo a lo largo de los años. Hoy en día tienen un componente muy significativo en contra, la gran cantidad de tiempo que se emplea en todas las tecnologías de información, (TICS) con el fin de distracción.

Cada vez son más los juegos, programas, aplicaciones, chats, que si sumaran el tiempo que se invierte en ellas diariamente, sería una suma incalculable las cuales inducen a la despersonalización, ensimismamiento, introversión e incluso presentan las características de una adicción: el mostrarse irritables o hacer todo lo posible e imposible porque no se les niegue el tiempo frente a alguno de estos aparatos.

Comienza entonces a cubrir en su escala de jerarquía de valores el primer lugar en su vida, teniendo un desequilibrio en todas las demás esferas del ser: (psicológica, física, intelectual, espiritual y social) al llenar de libido o amor vital únicamente el estar frente al Xbox, Snapchat, Pokemon, tibia, Facebook, WhatsApp, entre otros. Con esto podemos decir que la tablet y celular se convierten en el padre, la madre, la novia, la niñera, el amigo y en el estudio.

El tiempo es oro, no regresa. Pensemos que estos jóvenes son nuestros futuros presidentes, ingenieros, médicos y en vez de pensar que “así es la moda o los jóvenes de hoy en día” dediquemos nuestros esfuerzos a formarlos, educarlos en el uso adecuado y no abuso de estas tecnologías. Mientras los adultos se mantienen ocupados y cómodos, los jóvenes y niños distraídos se vuelven zombies sociales.

Sería interesante echarle un vistazo a la cultura vudú. Un zombi es una figura legendaria que de acuerdo con la creencia, un hechicero vudú sería capaz, por medio de un ritual, de resucitar a un muerto que quedaría sometido a la voluntad de la persona que le devuelve la vida. Otro ejemplo, según una creencia popular, se dice que una persona que es mordida por un zombie se convierte en zombie. Es interesante ver a qué se encuentran sometidos y sobre todo la rapidez con que se propaga; Punto para reflexión.

Comparte con tus amigos

Acerca del Autor

Deja una respuesta.