M É X I C O: “La imagen de un país de vasta riqueza”

0

México atraviesa actualmente por un periodo difícil en el que no sólo es responsabilidad del gobierno, sino también de aquellos que lo habitan: los mexicanos. Si hacemos una retrospectiva de la imagen que tenemos como país, podremos notar que, en el imaginario de cada una de las partes que lo conforman, puede haber tantas variantes como palabras en un diccionario.

Aquí lo importante no es reforzar esa imagen interna de conflictos, lo interesante es destacar la percepción que se tiene a nivel internacional de nuestro país y potencializar esa imagen, sobre todo para sentirnos aún más orgullosos de quién somos y a dónde pertenecemos. ¿Sabías que, aún con el paso de los años, nuestra república es considerada una de las de mayor riqueza en todo el mundo?

A qué me refiero con “riqueza”, buscaré ser lo más concreta posible. En diversos estudios que se han mostrado, la calidez y hospitalidad de su gente se hace notar a toda costa; un mexicano siempre será bien recibido y será en todo momento cuestionado por su tequila, tradiciones, colores, sombreros, playas, flora y fauna. Hasta aquí tenemos una gran cantidad de simbolismos que nos distinguen, ¿Pero qué hay de su economía?

Si bien es cierto que nos falta potencializar esa parte, no es de nadie ajeno que, nuestro país, genera una gran cantidad de recursos, propios, para importación y exportación; según el Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (COMEXI), México ocupa el 14° lugar dentro de las 20 economías más grandes del mundo. La actividad agrícola, la industria automotriz, eléctrica, electrónica, del petróleo y la minería, representan para México una gran oportunidad de crecimiento frente al mundo.

Centrándonos específicamente en la actividad minera, fue muy grato para mí encontrarme que, según la Secretaría de Economía, nuestro país ocupa el 1º lugar mundial en producción de plata y se ubica entre los 10 principales productores de 16 tipos de minerales distintos; eso indica que, aún a través del tiempo, México sigue teniendo esa imagen de “riqueza” la cual proviene desde nuestros indígenas, ¿Recuerdan la historia?… ¿Por qué fuimos colonizados?…Nos cambiaron oro por espejos, según nuestros libros de texto de educación básica.

Ciertamente no puedo ponerme a cuestionar esos libros de texto, no tengo forma de comprobar esa historia, pero lo que sí puedo constatar, es que México más allá de su problemática actual, tiene la gran oportunidad de explotar ese recurso y colocarse junto con Estados Unidos, Canadá, Australia y Chile como una gran potencia para invertir en ese sector y encontrar otras formas de comercialización.

En días pasados, coincide (al momento de estar haciendo este análisis imagológico) con mi asistencia a una pasarela de moda mexicana, qué orgullo observar que siguen estando presentes tantos simbolismos. Collares, brazaletes, anillos y más proveniente de nuestros propios recursos, producidos 100% en nuestro país y con tanto impacto internacional.

Afortunadamente, hoy en día con las ventajas de la globalización, es más fácil poder encontrar diversos elementos que posicionen la imagen de un actor; en este caso México, no solo se reduce a su colorido y folclore, a sus 31 sitios arqueológicos, a sus más de 1000 festividades, a su biodiversidad y economía, sino también al esfuerzo de su gente, a sus jóvenes, emprendedores, empresarios… Mexicanos.

¡Hagamos de la imagen de nuestro país, nuestra responsabilidad social!

Comparte con tus amigos

Acerca del Autor

Deja una respuesta.