¿Profesionalismo o workaholic?

0

¿En ocasiones te sientes agotado, triste, con mil pendientes o incapaz de realizar tus actividades en el trabajo?

Posiblemente te encuentres bajo los efectos del síndrome de burnout o bien conocido como el síndrome del quemado.

En ocasiones el trabajo se convierte en un agente estresante en nuestras vidas y constantemente vivimos bajo estrés. Naturalmente el estrés es una reacción normal del cuerpo que ayuda a salir adelante en alguna situación de ataque o huida, en ese momento nuestro cuerpo segrega sustancias químicas como la dopamina, noradrenalina, serotonina que tienen el efecto para salir adelante en un momento de crisis, sin embargo cuando nos mantenemos constantemente bajo los efectos de estrés laboral y el cuerpo se acostumbra a trabajar bajo estas circunstancias físicas y psicológicas, comienza a convertirse en algo dañino ya que se encuentra el mismo cuerpo intoxicándose bajo el efecto de estas sustancias por tiempo prolongado, a lo cual el cuerpo comienza a distresar1 y elige órganos meta en ocasiones son dolores de cabeza o migraña, dolores de estómago, espalda, contracturas etc.

El estrés laboral actualmente es una de las mayores causas de ausentismo o baja productividad en las empresas, es importante poner atención en el tema y tomar medidas en caso de presentar alguno de los siguientes síntomas:

  1. Agotamiento.
  2. Falta de concentración.
  3. Problemas de salud.
  4. Falta de motivación.
  5. Irritabilidad.
  6. Baja productividad.
  7. Escasa vida social.

Por lo cual se recomienda no establecer el trabajo como prioridad en su vida y que todo gire en torno a él, es importante llevar una vida equilibrada, mayor trabajo de calidad y menos cantidad, intentar desconectarse y lograr ocuparse, disfrutar más y preocuparse menos, así como canalizar en actividades que sean recreativas o nos causen satisfacción de realizar durante el día y si los síntomas persisten acudir a atención psicoterapéutica.

Por ello es importante trabajar en aquello que nos apasione, no es lo mismo interés que pasión, ¿Cómo saber cuál es la diferencia? Cuando nuestro corazón late por aquello que realizamos y una fuerza interna nos motiva seguramente estaremos haciendo nuestro trabajo con pasión.

 

Comparte con tus amigos

Acerca del Autor

Deja una respuesta.